Conducción y visión

Consejos básicos

Comprobar cada año que la corrección óptica que necesita es la correcta, tanto en lo que se refiere a la graduación como al estado de sus gafas o lentillas.

Utilizar filtros solares apropiados si es sensible a la luz ( lentes polarizadas ). Son lentes que eliminan todo tipo de brillos y reflejos y por ello, muy útiles en la conducción.

Utilizar filtros antirreflejantes si realiza conducción nocturna.

Consultar sobre filtros específicos si padece enfermedades oculares que disminuyen la sensibilidad al contraste (cataratas, maculopatías, degeneraciones retinianas).

– LENTE SOLAR – – LENTE SOLAR POLARIZADA

Uno de los aspectos que más se ha estudiado en el binomio visión y conducción, es la influencia del grado de atención. Cuando un conductor tiene un alto grado de atención mientras conduce, la capacidad visual y el tiempo de reacción neuromotor es mucho más elevado que en la situación contraria. Es evidente que el ejemplo más representativo es el cansancio físico, que se manifiesta con el sueño.

Desde el punto de vista práctico, existen diversos factores que influyen sobre el grado de atención de los conductores. Los más importantes son: la fatiga, la temperatura elevada en el interior del vehículo, conducir tras una comida copiosa (lo cual entumece y da sueño por la propia digestión), la monotonía inducida por una música repetitiva o la conducción por una carretera poco transitada o una autopista. Tampoco es aconsejable mantener una conversación con varias personas mientras se está conduciendo o distraerse por estar pendiente de la radio o del teléfono móvil.

Recuerde…

Además de conocer el estado de su visión y utilizar las medidas ópticas que disponemos actualmente, la mejor forma de mejorar nuestro campo de visión es reducir la velocidad de conducción, mantener las distancias de seguridad y conducir con los 5 sentidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.